La musculatura abdominal

La musculatura abdominal

La musculatura abdominal es todo aquello que tenemos debajo de lo que, coloquialmente, llamamos “tripa”. Aunque todas las personas somos diferentes, debajo de la piel todos tenemos la misma musculatura, en mayor o menor desarrollo, pero ahí está.

En la anterior imagen, podemos ver toda esa musculatura implicada que realiza en nosotros la función de sostén y de unión entre el tren superior y el tren inferior. Además, sirve para mantener a las vísceras en su sitio, por eso nos preocupa tanto cuando nos encontramos con volúmenes abdominales grandes.

Cuando realizamos nuestra actividad Pilates, solemos haceros trabajar con otra cosa: La respiración. Y es que todo está relacionado, porque si te detienes un segundo y vuelves a mirar la imagen (venga que te espero), podrás observar que la musculatura abdominal se origina en el final de ese esternón (apéndice xifoides) y en las costillas (no vamos a entrar en profundidad), lugar del diafragma. Todo esto lo activamos mientras respiramos. También nos deberíamos de fijar en su inserción (venga vuelve a subir). Sí, en efecto, llega a toda nuestra zona inferior: crestas iliacas, pubis y alguno de esos músculos también se inserta en la zona lumbar.

¿Os suena que haya veces que nos duela la lumbar?

Claro, esto es debido a que, si toda nuestra faja no funciona bien y no está fortalecida, nos va a repercutir en las zonas donde más débiles estamos provocando dolor lumbar, diástasis abdominal, déficit de suelo pélvico (no sólo en mujeres), etc.

Os dejo otra pregunta, ¿os agacháis igual a por un paquete de rollos de papel higiénico que a por la bolsa de la compra de 10 kilos? Si no tenemos una percepción clara sobre nuestro cuerpo nos agacharemos de la misma forma ante ambas situaciones, pudiendo provocar lesiones.

Por lo tanto, es muy importante unir siempre respiración + abdomen + pelvis, que es precisamente con lo que trabajamos en Pilates y por lo que está tan recomendado para mejorar problemas de espalda, entre otros beneficios. Pero no debería ser el único ámbito, ya que lo tenemos que integrar en nuestro día a día y en especial ser siempre muy conscientes a la hora de realizar actividad física.

Esto sólo lo conseguiremos conociendo bien nuestro cuerpo generando consciencia sobre el mismo y nosotros, fisioterapeutas y entrenadores como personal cualificado, somos los encargados de ayudaros en esta tarea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *